Segunda guerra mundial. Los antisemitas

¡Saliste con los tenis por delante, Rudolf Hess!

Segunda guerra mundial. Los antisemitas
Rudolph Hess…»La cara amable del nazismo» (¿Acaso la hubo?)

¿Quién diablos es este Hess?

Un día como hoy, en 1987, Rudolph Hess entregó el equipo.
Pues este Hess fue bien diablo, empezando porque era el consentido de Adolfo; Hitler para más señas; pero tenía cara de ángel porque se paseó por todos los altos cargos del partido nazi con tan bajo perfil, que lo veían como la cara amable del nazismo . Pero ni eso le sirvió a la hora del juicio que le hicieron en Nuremberg, de donde salió derechito a la guandoca por el resto de su vida, y bastante que vivió este condenado antisemita  porque murió estrangulado a los 93 años. Y hubiera vivido más si no lo hubieran «suicidado», aunque por ahí se dice que de verdad se suicidó él mismo…¡Nunca se supo, Rudolph!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.