James Dean

“No puedo cambiar la dirección del viento, pero sí ajustar mis velas para llegar siempre a mi destino”.

James Dean

«Rebelde sin causa», «Al este del Edén» y «Gigante»: Tres películas que le bastaron para mostrar la la desilusión de la juventud de los años cincuenta. Tres películas para ser él mismo, con su estampa gris, su mirada seca y su chamarra de cuello levantado. Tres películas y una muerte a los 24 años fueron suficientes para llevarlo a la inmortalidad. 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “James Dean”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *