Charles Dickens

La Inglaterra victoriana del auge de la revolución industrial, con su pobreza dolorosa, sus obreros maltratados, sus niños desamparados y sus aristócratas corruptos, quedó retratada en sus obras, una crítica feroz a la hipocresía de la moral burguesa. Dickens lo cuenta de primera mano porque lo vivió: su familia tuvo que vivir en una prisión cuando su padre fue encarcelado por deudas, y a los doce años le tocó trabajar diez horas al día en una fábrica de betún por un sueldo de hambre.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Charles Dickens”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *